10 SEMEJANZAS ENTRE UN BUEN TRADUCTOR Y UN BUEN CHEF

0
traducciones, gastronomía, características, buen traductor, buen chef

¿LOS TRADUCTORES TENEMOS ESTRELLAS MICHELIN?

La empresa francesa Michelin Éditions du Voyage publica anualmente una serie de guías turísticas para varios países, cuyo nombre genérico es Guía Michelin, también denominada Guía Roja, en la que los mejores restaurantes y hoteles se destacan con premios de excelencia, que se llaman Estrellas Michelin. Los encargados de inspeccionar al restaurante que se va a calificar mantienen siempre un estado anónimo. Ojo, las estrellas no son permanentes, así como se pueden ganar, se pueden perder.

Lo mismo pasa con los traductores, tienes que mantener la calidad de tus trabajos y sacar buenos puntajes en las supervisiones de calidad que muchas veces realizan las agencias de traducción. 

¿Y qué tienen en común los traductores y los chefs? Son varias las cosas que tienen en común para alcanzar los objetivos. Aquí te dejo una lista de 10 semejanzas entre un buen traductor y un buen cocinero. ¡Manos a la obra!

1) PASIÓN

Esta es una característica imprescindible que debe tener todo aquel que desee ser un buen profesional en la carrera que elija. No se puede volar alto sin tener una plena vocación por lo que se hace. El amor y la pasión son la base.

2) ESTUDIO

Tanto un buen cocinero como un buen traductor tendrán que tener los conocimientos técnicos indispensables para desarrollar su actividad. Puedes tener toda la creatividad del mundo, pero si pones a hervir huevos por 20 minutos, no tendrás clientes que vuelvan a tu restaurante. Del mismo modo, para ser un buen traductor, debes tener dominio, no solo del idioma que vas a traducir, sino de tu propio idioma. Y tampoco alcanza con eso. Ser traductor parte de esa base, pero por saber dos idiomas, las personas no se convierten en traductores. Debes aprender a traducir. Para eso está la universidad y también todo el bagaje de conocimientos del que te irás nutriendo en forma autodidacta. 

3) HERRAMIENTAS

¿Puede un cocinero trabajar con los utensilios inadecuados, sin el mobiliario básico?  ¡No! Imagínate un cuchillo sin buen filo... Del mismo modo, el traductor comenzará por tener su primera herramienta en condiciones, y me refiero a la computadora. Deberá tener ese recurso actualizado, ordenado y con su antivirus correspondiente. También tendrá que estar al tanto de los avances tecnológicos y los nuevos productos que vayan apareciendo en el mercado, como por ejemplo, aplicaciones para revisión y supervisión de textos.

4) CREATIVIDAD

Preparar una comida no es simplemente mezclar productos alimenticios, es manejarlos con el objetivo de lograr un determinado resultado, y ese resultado, finalmente, va a ser la identidad del plato, que solo podrá ser otorgada por ese chef.
Y así como se mezclan sabores y se logran determinados objetivos, como lo es sorprender a un comensal, también se pueden hacer buenas mezclas de palabras para satisfacer a un cliente. Por eso, un buen traductor debe ser ante todo un gran lector y conocedor de las palabras y sus significados. No solo una comida puede caer pesada, también puede ocurrir lo mismo con un texto, y entonces nadie terminará de leerlo.

5) HUMILDAD

Nadie es perfecto, pero a veces se percibe que hay una cierta tendencia en algunos profesionales a sentir que ya lo han superado todo y que son casi genios. Pues esa será la base del fracaso... Por más que un cliente te halague y te diga que eres el mejor, nunca lo creas y siempre intenta dar lo mejor de ti. Sé consciente de tus puntos fuertes, pero también acepta que puedes tener alguna flaqueza que deberás aprender a dominar. Vivir es un aprendizaje permanente, nunca lo sabes todo, y en ese proceso de crecimiento y de estudio, te enriquecerás y te nutrirás de tu entorno. Irás atravesando etapas y aprenderás a disfrutar de cada una de ellas.   

6) DISCIPLINA

La disciplina no viene sola, debes construirla día a día, y no dejarte vencer. Es la que te permitirá crear hábitos de pensamiento y de acción. La disciplina es fundamental para la mejora personal y el logro de objetivos. Podrás gestionar el tiempo en forma eficaz y planificar tus actividades.

7) PERSEVERANCIA

Lo bueno de todo proyecto es el camino para lograr el objetivo. Lo importante es no aflojar, es estar seguro de que estamos apuntando bien y poniendo el esfuerzo suficiente. Deberás tener paciencia. Si te caes, te levantas (SIEMPRE) y sigues. Nadie nace con una estrella Michelin; todo lleva tiempo.

8) IDENTIDAD

La comida es un lenguaje, y cada cocinero adquirirá con el tiempo su propio lenguaje, que lo identificará. Un traductor generará nuevos textos a partir de un determinado idioma y también irá logrando su lenguaje personal. Y si estos lenguajes son de buena calidad es porque casi todos los puntos anteriores se han cumplido. De esta forma, son altas las probabilidades de que el salón de un restaurante esté siempre lleno y de que las editoriales no dejen de llamar a un determinado traductor para solicitarle un trabajo.

9) SENTIDO DE LOS NEGOCIOS

La creatividad puede ser infinita, pero no hay que perder de vista que la actividad a desarrollar debe ser rentable. Un chef intentará que cualquier tipo de desperdicio en su cocina sea mínimo y de mantener un cierto equilibrio a la hora de crear nuevos platos. En caso del traductor, debe también lograr el equilibrio en el momento de dedicarse a trabajar y mejorar sus textos.

10) PRECIO

Este es un punto delicado y muy importante. Ningún comensal negocia el precio de un plato en un restaurante. Si quieres comida preparada por un buen chef, debes pagarla. De la misma manera, una agencia, editorial o cliente querrá una buena traducción, pero debe comprender que un buen traductor tiene su precio. Intenta guiarte por las tarifas indicadas en los colegios correspondientes sin perder de vista lo que dice el mercado.

BONUS: PLAZOS

Como cliente de un restaurante, no te sientes decepcionado si tu plato demora en llegar? Este tema es algo muy serio. Cuando te comprometes en un plazo, debes cumplirlo. Una traducción se debe entregar en la fecha y la hora acordadas si quieres conservar al cliente o a la agencia para la que trabajas.

Muchas de estas características son aplicables a otras profesiones y para escribir este post me he basado en varios de los puntos mencionados arriba. ¿Sabes cuáles son? Espero tu respuesta al final en los comentarios.



¿Te gustó? ¡Compártelo!





Author Image

about: Sonia Rodríguez Mella

¡Hola! Me encanta traducir y creé este blog para poder transmitir mis experiencias en el estudio de idiomas y otras pasiones relacionadas, como la producción de glosarios y diccionarios. Mis áreas preferidas son las de medicina, contabilidad, gastronomía y canciones. ¿Quieres saber más de mí? Esta soy yo.

No hay comentarios.: